diumenge, 26 de maig de 2013

 

 

 
 

La librería Escarabajal de Cartagena echa el cierre tras 126 años de historia

La crisis económica, los libros electrónicos y los cambios en la sociedad, son los principales motivos del cierre del emblemático establecimiento

Cultura | 17/05/2013 - 19:16h
rtagena. (EFE).- La lectura compartida de Las mil y una noches pondrá el punto y final a los 126 años de historia de la librería Escarabajal de Cartagena, la segunda librería más antigua de España, que cerrará sus puertas de manera definitiva este 18 de mayo coincidiendo con la celebración de la Noche de los Museos.

El cierre estaba previsto para el 30 de abril, tras los actos del Día del Libro, pero la propietaria de este negocio familiar fundado en 1888, Ana Escarabajal, decidió ampliar el margen para dar venta al numeroso stock de la tienda con importantes descuentos, que estarán vigentes hasta la madrugada del sábado, cuando la empresa, en concurso de acreedores, eche el cierre de manera definitiva.

La elección de Las mil y una noches, ha explicado la propietaria en declaraciones a Efe, responde a una anécdota de su infancia, cuando leyó por primera vez una edición de Blasco Ibáñez de esa obra que marcó su "vida de lectora" y que muchos años después cayó en sus manos y supo que su lectura estaba prohibida por el franquismo.

"Mi vida ha estado marcada por los cuentos y por los libros en general, y me gusta la idea de que esta etapa como librera se termine leyendo", ha subrayado, aunque, eso sí, "sin tintes de dolor ni de tristeza, como una noche más, dentro de la normalidad".
El cierre de la librería nos ha sobrevenido por diversas circunstancias, entre ellas la crisis económica, y también por la aparición de los libros electrónicos y los cambios en la sociedad. Los negocios tienen que renovarse, y actualmente no podemos acometer esa renovación", ha señalado.

Esta librería de calle Mayor de Cartagena fue fundada por su abuelo, Horacio Escarabajal, en 1888, y en España solo se mantiene abierta otra de más antigüedad, la de los hijos de Santiago Rodríguez, fundada en Burgos en 1850.

A lo largo de esos 126 años, Escarabajal "ha sido una librería puntera" que no solo se ha dedicado a la venta, sino que ha organizado numerosas actividades culturales y literarias, entre ellas, centenares de presentaciones de libros de Arturo Pérez Reverte, María Dueñas, Julia Navarro, Javier Sierra o Jorge Molist, entre otros muchos.

Por ello, a pesar de las circunstancias, Ana Escarabajal mira esa trayectoria "con agradecimiento" y se queda con "lo bueno que la librería ha aportado a la ciudad, la difusión cultural, el acercamiento de los autores y editores".

De cara al futuro, asegura que no tiene "ni idea" de lo que le deparará, ya que los libros, junto con su familia, han sido siempre los "pilares" de su vida, y todo lo demás, asegura, son "casi anécdotas".

El cierre de Escarabajal irá también acompañado de música y baile, ya que una bailarina de danza oriental ofrecerá tres espectáculos con velo, tambor y bastón intercalados con la lectura de "Las mil y una noches".

Después, "se cerrará un periodo muy importante por el que solo puedo dar las gracias a mis antecesores, y que ha sido el que ha marcado y conformado toda mi vida", ha señalado la librera.








EMRE ALTINOK. Unutam Benihttp://youtu.be/wvSWfs866FU



Una música para compartir...






dilluns, 20 de maig de 2013

dijous, 16 de maig de 2013

NUNO JÚDICE




Nuno Júdice: el amor por dentro del poema



Semiología

Digo: el amor. Hay palabras que parecen sólidas,
al contrario de otras que se deshacen entre los dedos.
Soledad. O también: miedo. Las palabras, podemos
escogerlas, meterlas dentro del poema como
si fuese una caja. Pero no esconderlas. Ellas
quedan en el aire, invisibles, como si no necesitasen
de los sonidos con los que las decimos.

Ahora, el efecto de las palabras. Su rotación
en la cabeza, y por las arterias, hasta el centro:
el corazón. Otra palabra con que se dice: el
amor. Pero no hablo de sinónimos; además,
hay palabras que esconden lo contrario de lo que
quieren decir, y solo las conoce quien ama, si
la vida no lo llevó por caminos confusos.

Te amo. También podría decir: la soledad
con que te amo, o el miedo a amarte. A partir
de una palabra todo se puede hacer, en una página,
cuando lo que está en ella es un poema. Mientras,
esas palabras me conducen a ti, esto es,
te hacen vivir por dentro de ellas. Por eso
todo se confunde: el amor, la soledad, el miedo,

y hasta la vida, que también es una palabra.

Verbo

Pongo palabras encima de la mesa, y dejo
que se sirvan de ellas, que las partan en rebanadas, sílaba
a sílaba, para llevarlas a la boca –donde las palabras se
dan vuelta para juntarse, para caer en la mesa.

Así, conversamos unos con los otros. Cambiamos
palabras; y robamos otras palabras, cuando no
las tenemos; y damos palabras, cuando sabemos que están
de más. En todas las pláticas sobran las palabras.

Pero hay las palabras que quedan sobre la mesa, cuando
nos vamos en buena hora. Quedan frías, con la noche;
si una ventana se abre, el viento las sopla hacia el suelo.
Al día siguiente, la sirvienta habrá de barrerlas para la basura:

Por eso, cuando me voy en buena hora, verifico si quedaron
palabras sobre la mesa; y las meto en el bolsillo, sin que
nadie lo repare. Después, las guardo en la gaveta del poema.
Algún día, estas palabras han de servir para una cosa.

(Versión de Marco Antonio Campos)
 


[Poemas de Nuno Júdice, de su libro Tú, a quien llamo amor (Antología). Selección y coordinación: Manuela Judice. Presentación de Inês Pedrosa. Traducción de Jesús Munárriz. Edición bilingüe. Madrid, Hiperión, 2008.]

Nuno Júdice, Premio Reina Sofía de Poesía 2013

El portugués Nuno Júdice gana el Premio Reina Sofía de Poesía

El galardón se concede desde 1992 al conjunto de la obra poética de un autor vivo destacado del mundo iberoamericano


El escritor Nuno Judice. / Daniel Mordzinski

El poeta portugués Nuno Júdice (Mexilhoeira Grande, El Algarve, 1949) ha ganado hoy el XXII Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana. El galardón, instituido en 1992 y dotado con 42.100 euros, se concede al conjunto de la obra poética de un autor vivo del ámbito iberoamericano. Júdice es el segundo escritor portugués y el tercero de su lengua en ingresar en ese palmarés.
Nuno Júdice, que enseña literatura comparada en la Universidad de Lisboa y dirigió la Casa de Poesía de Fernando Pessoa, es poeta el más influyente de Portugal y uno de los más prolíficos de Europa. Desde que en 2000 reunió su poesía completa hasta entonces -una veintena de títulos desde que debutara en 1972 con Noción de poema-, ha publicado nueve libros de versos más. De hace tan solo unos meses es Fórmulas de uma luz inexplicável. Recientes son también la novela La implosión y el ensayo El ABC de la crítica, en el que expone su particular visión del canon literario como algo "abierto, dinámico, sometido a la influencia de la coyuntura social y económica". Así lo explica el poeta, traductor y profesor de la Universidad de Évora Antonio Sáez Delgado, que destaca la doble importancia de un premio como el concedido hoy. Por un lado, reconoce por tercera vez a la literatura en portugués 10 años después de que el Reina Sofía recayera en la portuense Sophia de Mello Breyner (el brasileño João Cabral de Melo Neto lo había obtenido en 1994). Por otro, lo hace subrayando en todo el ámbito iberoamericano la obra de "la voz más importante" de la lírica portuguesa actual. Lira de líquen (1985), Las reglas de la perspectiva (1990), y Meditación sobre ruinas (1995) son algunos de sus títulos más celebrados.

Los vencedores del premio Reina Sofía de Poesía

1992 Gonzalo Rojas (Chile)
1993 Claudio Rodríguez (España)
1994 João Cabral de Melo Neto (Brasil)
1995 José Hierro (España)
1996 Ángel González (España)
1997 Álvaro Mutis (Colombia)
1998 José Ángel Valente (España)
1999 Mario Benedetti (Uruguay)
2000 Pere Gimferrer (España)
2001 Nicanor Parra (Chile)
2002 José Antonio Muñoz Rojas (España)
2003 Sophia de Mello Breyner (Portugal)
2004 José Manuel Caballero Bonald (España)
2005 Juan Gelman (Argentina)
2006 Antonio Gamoneda (España)
2007 Blanca Varela (Perú)
2008 Pablo García Baena (España)
2009 José Emilio Pacheco (México)
2010 Francisco Brines (España)
2011 Fina García Marruz (Cuba)
2012 Ernesto Cardenal (Nicaragua)
2013 Nuno Júdice (Portugal)