dimarts, 8 de març de 2011


Mujeres que han transformado la opresión en oportunidad

En el libro 'La mitad del cielo' los periodistas estadounidenses Nicholas D. Kristof y Sheryl Wudunn, ganadores del premio Pulitzer, reúnen testimonios de mujeres que han reaccionado frente a la subyugación.




"Las mujeres sostienen la mitad del cielo" Proverbio chino

"Tal vez las mujeres puedan contribuir a la civilización con algo más que con sus vaginas" Cristopher Buckley

"Las mujeres no son el problema, sino la solución"




María Elena Peralta lleva cuatro años en España con el estatus de refugiada. Es enfermera y, aunque no le cuesta sonreír, tiene una mirada melancólica. Salió de Guatemala, su país, después de seis años luchando por los Derechos Humanos. Denunció y reclamó la investigación por feminicidio hasta la saciedad. Lo vivió en carne propia. Su hermana Nancy fue asesinada con sólo 30 años. Hoy su muerte sigue impune.

Además María Elena sufrió tres atentados contra su persona y fue perseguida por el gobierno de su país. Según relata “en Latinoamérica existe mucha misoginia y se considera que las mujeres deben estar dentro de su casa”. Ella, una mujer profesional, luchadora, no estaba bien considerada en este ambiente. Tras denunciar el caso de su hermana y otros similares ante organismos internacionales no pudo regresar a Guatemala.

Llegó a España con la incertidumbre que producen los cambios indeseados. Extrañaba su casa, su familia, su vocabulario, sus costumbres. Pero podía salir a la calle sin el desasosiego de temer por su vida a cada paso. Convalidó su título de enfermería y conoció a su actual pareja, “un hombre comprensivo que me acompaña”, dice mientras sonríe. Reconoce que le costó adaptarse, pero ahora se siente feliz de poder expresar y luchar contra el feminicidio en Guatemala. Aunque sea en la distancia.

Discriminación de género

El término feminicidio ni siquiera aparece en el Diccionario de la RAE, pero se refiere al homicidio de mujeres por razones de género. En el año 2006 el fotógrafo Walter Astrada ganó el Premio World Press Photo por retratar esta realidad de Guatemala.

El caso de María Elena no es aislado. Millones de mujeres mueren o sufren cada día víctimas de maltrato, vejaciones, opresión. El político y escritor satírico estadounidense Cristopher Buckley dijo: "Tal vez las mujeres puedan contribuir a la civilización con algo más que con sus vaginas". Esta posibilidad la han convertido en certeza los periodistas, ganadores del premio Pulitzer, Nicholas D. Kristof y Sheryl Wudunn en su libro 'La mitad del cielo'.
El libro reúne testimonios de mujeres asiáticas y africanas que, como Maria Elena, han sufrido algún tipo de discriminación de género. Bajo el prisma de que “las mujeres no son el problema, sino la solución”, el texto es positivo y esperanzador para el futuro femenino. Todas las historias convergen en la idea de que dar oportunidades a las féminas es la mejor herramienta para alcanzar el bienestar social.

Los periodistas norteamericanos localizan las historias de mujeres que, a través de microcréditos u otro tipo de ayudas, se han convertido en clave del desarrollo económico de sus comunidades. La oportunidad las ha posicionado como agentes de cambio.

Opresión en oportunidad

Oportunidad es, probablemente, el concepto que más se repite en el libro. María Elena también insistió ese término: “muchas mujeres en Latinoamérica no tienen oportunidad de estudiar, de profesionalizarse”. Ella estudió gracias al empeño de su madre, y recuerda: “Mi madre luchó para que recibiésemos educación. Las mujeres son las que llevan el peso de la educación y del cuidado de las familias”. Lleva razón. El 70% de la pobreza la padecen mujeres, aunque aportan las dos terceras partes del trabajo en el mundo y apenas ingresan el 10% de los sueldos.

En ‘La mitad del cielo’ se pone de manifiesto una de las mayores catástrofes humanitarias que ocurre delante de nosotros sin que hagamos nada para evitarla: la discriminación de género que acaba con la vida de millones de mujeres. Además, su lectura nos insta a no permanecer con los brazos cruzados y actuar.

Hoy, 8 de marzo, se celebra el 100 aniversario del Día Internacional de la Mujer, cuyo tema oficial de 2011 es 'La igualdad de acceso a la educación, la capacitación y la ciencia y la tecnología: Camino hacia el trabajo decente para la mujer'. Se conmemora la lucha de la mujer por su participación y por ocupar el espacio que le corresponde en la sociedad, en la senda hacia la igualdad de oportunidades.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada