divendres, 4 de març de 2011

VALLE-INCLÁN. LA IRREAL ACADEMIA DEL ESPERPENTO












Nace la Irreal Academia del Esperpento
La institución, con el zarzuelístico 'Babilonio' como himno oficial, tiene a la cabeza al dramaturgo Ignacio Amestoy y a la periodista Rosana Torres

EL PAÍS - Madrid - 04/03/2011

El exministro de Cultura César Antonio Molina, el dramaturgo y periodista Ignacio Amestoy, la actriz Esperanza Roy, el escritor Ramón Irigoyen, el catedrático Jorge Urrutia y la periodista Rosana Torres durante la fundanción de la Irreal Academia del Esperpento en honor al escritor Ramón María del Valle- Inclán, coincidiendo con el 75 aniversario de su muerte.- J. J. GUILLÉN (EFE)

Un proyecto acariciado desde hace casi tres lustros nació ayer: La Irreal Academia del Esperpento (IAE), desde la que se pretende no solo reivindicar el Valle-Inclán más heterodoxo, sino también mantener vivo el esperpento, una de sus máximas aportaciones a la cultura española, que nació de una reacción frente al teatro burgués y convencional.


La IAE, que sus creadores señalan que no tiene nada que ver con el Impuesto de Actividades Económicas, fue fundada ayer en el Café Literario y Bistró Max Estrella, en los altos de la Librería Fuentetaja y se ha elegido el día 3 de marzo, para tal acontecimiento por ser la fecha en que muere Alejandro Sawa, insigne extravagante y poeta maldito en el que Valle se inspiró para su personaje de Max Estrella, protagonista de su más emblemática obra: Luces de bohemia.

En el acto fundacional se decidió nombrar Académico a perpetuidad al desaparecido Alonso Zamora Vicente, junto al que se pergeñó este proyecto y al que se le llegó a proponer, hace 14 años, presidir esta academia y aceptó encantado. La institución esperpéntica cuenta además con 16 miembros natos, entre los que fue elegido como director-muñidor de la nueva institución el dramaturgo y periodista Ignacio Amestoy, como secretaria general la periodista Rosana Torres, quienes también forman parte de la comisión permanente junto al catedrático Javier Huerta y el autor teatral Luis Aráujo. Completan los académicos natos el crítico Enrique Centeno, el teatrero Chatono Contreras, la actriz y cantante Karola Eskarola, el cineasta José Luis García Sánchez, el dramaturgo Manuel Gómez, el arquitecto y presidente del Círculo de Bellas Artes, Juan Miguel Hernández de León, el escritor Ramón Irigoyen, el gozno de Mariano José de Larra llamado Jesús Miranda de Larra, el poeta y exministro de Cultura César Antonio Molina, la actriz Esperanza Roy, el catedrático Jorge Urrutia y el crítico y escritor Javier Villán. Junto a ellos les acompañó en el acto fundacional Xerardo Pardo de Vera, todo un Valle-Inclán redivivo que ha intervenido, representando al Marqués de Bradomín, en la película que García Sánchez, (cineasta que se ha acercado a Valle-Inclán en múltiples ocasiones), acaba de rodar con el nombre de Este que veis aquí y basada en la vida el creador del esperpento.

La noche de Max Estrella

La IAE está impulsada por los fundadores de la Noche de Max Estrella, acto que a modo del Blooms day dublinés, recorren anualmente cientos de personas por aquellos espacios que visitaron en su madrileño viaje iniciático Max Estrella y su fiel escudero, Latino de Híspalis. Este año la Noche de Max Estrella se celebrará el sábado 26 de marzo, coincidiendo con la Noche de los Teatros y la víspera del Día Mundial del Teatro, fecha en la que Manolo Gómez y Chatono Contreras le llevan a la estatua de Valle-Inclán del madrileño paseo de Recoletos una bufanda blanca, acompañados de gente de la profesión escénica.

Los primeros proyectos que llevará a cabo la IAE es la edición del Libro-memoria de La Noche de Max Estrella, desde su fundación hasta hoy, elaborado por el Instituto del Teatro de Madrid (ITEM), así como la celebración del 85 aniversario del Proyecto Teatral de El cántaro roto, de Valle-Inclán, en el Círculo de Bellas Artes, con una jornada conmemorativa de aquel 19 de diciembre de 1926, en que bajo el título de la obra de Heinrich von Kleist, se estrenó Ligazón y se hizo una representación de La comedia nueva, de Moratín, en la hoy Sala Fernando de Rojas, en colaboración con el Instituto de Teatro del Mediterráneo.

En el acto fundacional de la IAE también se nombró Académico de Honor/deshonor de 2011 al cómico Juan Diego y Académico de número, el uno, a Darío Villanueva, secretario de la Real Academia Española y gallego como don Ramón María.

La sesión en la que se fundó la IAE se levantó después de que la actriz Esperanza Roy, coreada por todos los académicos, cantara El Babilonio, tema de la zarzuela La Corte del Faraón, que tanto gustaba a Valle e himno oficial de la Irreal Academia del Esperpento.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada